Columnas

El cuitlahuismo da armas a Monreal para su crecimiento

Arturo Reyes Isidoro

Ahí viene el bumerán de regreso.

La “ley garrote”, que revivió el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez y de la que ha estado abusando, está en vías de empezar a revertírsele y, por lo pronto, se está agarrando de ella el senador Ricardo Monreal para abrirse paso entre los veracruzanos con el propósito de sumar simpatías.

El zacatecano encontró un filón de oro, que está decidido a explotar, en la excesiva penalidad con la que se castiga en Veracruz el delito de ultrajes a la autoridad y que ha tomado ya como bandera insignia en su campaña en suelo veracruzano como aspirante declarado a la candidatura a la presidencia de la república.

Es un clamor general, que el gobierno cuitlahuista no escucha y menos atiende, que se acaben los abusos que a diario cometen las corporaciones policíacas, en especial las de la Secretaría de Seguridad Pública y las de la Fiscalía General del Estado, en contra de los indefensos ciudadanos, que no se duda que miles de veracruzanos se sumarán a la cruzada del senador aspirante a presidente.

Monreal vino a suplir a las diputaciones local y federal, mayoritarias, de Morena, y a los senadores veracruzanos de ese partido, que no solo no han salido en defensa de sus representados sino que con su silencio avalan las arbitrariedades, los atropellos y los abusos del gobierno que dijo que iba a ser diferente y que era la esperanza de México.

Empieza a tener presencia mediática

Así como su correligionario de partido el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna está teniendo un gran éxito mediático al llenar vacíos que ha dejado el gobierno cuitlahuista, así ahora Monreal empieza a ocupar espacios en la prensa veracruzana al salir en defensa de las víctimas de la reforma al delito de ultrajes a la autoridad que se hizo en el Código Penal del Estado de Veracruz, que, ha recordado, declaró inconstitucional la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Es el mismo gobierno estatal el que le ha dado armas para que consolide su presencia en Veracruz e impulse su crecimiento, un frente más que abrió, que se suma al de la corriente del delegado federal Manuel Huerta (por más que el gobernador haya dicho que ya son cuates) y al de Gutiérrez Luna.

Si bien estos últimos están actuando con cautela para no declararle abiertamente la guerra y han estado cuidando que las olas que hacen no rebasen el ámbito estatal, esto es, que se subieron a un ring semiprofesional, medianón, en cambio el zacatecano está decidido a aprovechar el gran escaparate nacional que tiene como presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado y no tuvo consideración alguna en lanzarse en forma abierta contra el gobierno de García Jiménez, pero en un ring grande, profesional, en una pelea como la de Las Vegas.

Sorprendió que el pasado 20 de noviembre en la página oficial del Grupo Parlamentario MORENA hizo un llamado al Poder Judicial de Veracruz “para detener la violación a los derechos humanos de personas inocentes, acusadas de ‘ultrajes a la autoridad’, un delito de reciente creación que, de manera desproporcionada, implica prisión oficiosa”.

Expuso entonces que en cualquier democracia los derechos humanos son fundamentales, “por eso me preocupa lo que está pasando en Veracruz, en donde en los últimos años se han integrado carpetas de investigación por ultrajes a la autoridad”.

“Esto está sucediendo de manera alarmante en ese estado. En septiembre pasado, seis jóvenes fueron privados de su libertad por este ilícito, pero hay videos que demuestran que fueron detenidos en una plaza comercial y que no opusieron resistencia, y hoy son acusados de haber agredido a los policías con cuchillos o armas punzo cortantes”.

Lo que demuestran los vídeos, agregó, es que “las acusaciones son falsas, que se fabricaron pruebas para acusarlos, detenerlos y privarlos de su libertad; y el juez de control no ha tenido la sensibilidad de liberarlos, a pesar de que fueron detenidos injustamente”.

Hizo un llamado al Poder Judicial de Veracruz, “para que resuelva este asunto en razón de justicia” y preguntó: “¿Cuántas otras personas estarán en las mismas condiciones?” “No podemos permitir que se cometa, por parte de nadie, ninguna injusticia, agravio o incluso abuso de autoridad. Ya basta. Hay que liberar a estos jóvenes, a los que se les ha privado de su libertad”, demandó.

Replica el cuitlahuismo lo mismo que hacían el PRI y el PAN, dice

Esta vez el reclamo, los señalamientos y la exigencia de que paren los abusos amparados en la “ley garrote” no vinieron de los diputados priistas Anilú Ingram y Marlon Ramírez en el Congreso local, ni de ningún partido de oposición, ni  de ningún político opositor, ni de ningún ciudadano o empresario agraviado (como el de los centros de verificación), ni de ningún abogado o académico, ni de ningún representante de algún colectivo o de una organización no gubernamental, sino de un legislador federal del mismo partido, Morena, con mucha fuerza y presencia política en el plano nacional.

Pero como su demanda de entonces no tuvo éxito, el pasado domingo vino a visitar a los jóvenes detenidos en el penal de Pacho Viejo y el martes publicó en su cuenta de Twitter: “Creí que el Poder Judicial local corregiría la injusticia que mantiene presos a 6 jóvenes y otros más por el ominoso delito de ultrajes a la autoridad. No: la injusticia sigue, con complicidad del juez de control. Debemos seguir luchando, sin desistir”.

Le hizo un duro reproche al gobierno estatal, en clara alusión a los del PRI y del PAN, esto es, los equiparó. Expuso: “Los jóvenes privados aquí en Pacho Viejo son inocentes, al igual que seguramente mucha gente. No luchamos para esto, no luchamos para hacer lo mismo que hacían otros gobiernos. Me da tristeza que esté sucediendo esto en Veracruz. La justicia llegará, estoy seguro de ello”.

Sostuvo que los jóvenes están detenidospor un delito ominoso, inconstitucional”, haciéndose eco del reclamo en el mismo sentido de los familiares y amigos de las víctimas, y recordó que fueron detenidos en una plaza comercial y posteriormente fueron acusados de ultrajes al, presuntamente, amenazar con cuchillos a los elementos policiacos

En un video acusó al Poder Judicial de Veracruz de ser cómplice, a través del juez de control, al que señaló de subordinado de las autoridades “que buscan tener encerrados a estos jóvenes y a decenas de personas más”.

Pide no tolerar injusticias y propone “caminar”

Luego de su denuncia pública y de su presencia en Pacho Viejo, se esperaría que el siguiente paso que dé sea encabezar marchas de protesta, a las que sin duda se sumarían no solo los familiares de las víctimas sino miles de veracruzanos agraviados, hasta es posible que los partidos de oposición y organizaciones de la sociedad civil.

Porque dijo que “Hay más, estoy seguro de que hay más” y que “no debemos tolerar las injusticias, no debemos callar y no debemos mostrar complacencia contra los abusos del poder”.

Advirtió que seguirá recurriendo a tribunales federales y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pues no lo van “a doblar” en la lucha por los jóvenes. «Hay que caminar y hay que exigir justicia. Veracruz es un pueblo vigoroso, lleno de energía. Conozco a Veracruz porque hay muy buenos abogados. Yo le pido a la gente no desmayen, hay que exigir justicia. 

Le interesa Veracruz, por el tamaño de su padrón electoral

Ricardo Monreal no ha ocultado en ningún momento que pretende ser el candidato presidencial de Morena en 2024 y desde ya busca fortalecer su proyecto, una de sus formas buscando adherentes, simpatizantes, aliados a su causa (ante una encuesta  que publicó ayer el diario Reforma, que lo posiciona bien para el gobierno de la Ciudad de México, agradeció replicó que agradecía a quienes opinaron a su favor, pero “he decidido participar para la Presidencia de la República y no cambio de opinión… no me aparto de ese ideal, de este propósito”.

Sabe la importancia de Veracruz por el tamaño de su padrón electoral; que todo triunfo presidencial pasa forzosa y necesariamente por el estado, y el propio gobierno de Cuitláhuac García le ha dado en charola de plata el gran pretexto que necesita para incursionar con éxito en el solar jarocho.

Eso explica el interés del zacatecano por abrazar la causa de los jóvenes detenidos, porque seguramente ya exploró su situación legal y sabe que son inocentes y que las instancias legales superiores los pondrán en la calle, y cuando eso suceda él se presentará como el aliado de la justicia para los veracruzanos.

Juega con inteligencia y oportunidad. Se subió al ring contra el gobierno cuitlahuista seguramente porque tiene la seguridad de que lo va a derrotar, y no dudo que al igual que Sergio Gutiérrez Luna lo tendremos seguimos en el territorio estatal abanderando y defendiendo todas las causas de injusticia.

Revocan resultado, pero todavía no es definitivo

Serenidad y paciencia… mucha paciencia, como pedía Kalimán a su discípulo Solín, se debe tener antes de proclamar un triunfo o una derrota definitivos en el caso de la elección municipal de Veracruz. Ayer el Tribunal Electoral de Veracruz anuló oficialmente el resultado, revocó la constancia de mayoría a Patricia Lobeira de Yunes y ordenó una elección extraordinaria. Pero todavía no hay nada definitivo. Faltan los fallos de la Sala Regional y de la Sala General Electoral del Poder Judicial de la Federación. Esperemos, mientras tanto. Lo que va a suceder, va a suceder.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: