Columnas

Por fin una buena noticia: abren autopista que conecta el norte

Arturo Reyes Isidoro

Entre mis recuerdos de adolescencia, poco antes de que me convirtiera en reportero y abrazara el periodismo para siempre, recuerdo un sucedido en el gobierno del presidente Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970).

Iba a inaugurar el tramo de carretera entre Acapulco y Pinotepa Nacional, cuando le informaron que elementos de la entonces Policía Federal de Caminos habían detenido a un conductor ¡porque se había atrevido a circularla antes que él!

Y es que entonces cuando se construía una obra, cualquiera que fuera, federal, estatal o municipal, nadie podía usarla hasta que el presidente, el gobernador o el alcalde no la inauguraba y la recorría, se tratara de una calle o de una carretera.

Lo mismo sucedía con una obra de drenaje, de introducción de agua potable, lo que fuera, no se ponía en servicio, así llevara meses concluida, o un año, o más, si el chipocludo no daba el banderazo de salida. En algunos casos, en tratándose de carreteras federales, se explicaba porque no había tantas vías de comunicación como hoy y al presidente le costaba tiempo viajar y llegar desde la Ciudad de México.

En el caso que narro al principio, cuando Díaz Ordaz se enteró se puso furioso y en ese mismo instante ordenó cesar a los policías, lo que resultó insólito y mereció ocho columnas en los diarios, prácticamente entonces solo Excelsior y El Universal, por la fama de represor del pueblo que cargaba luego del tlaltelolcazo de 1968.

Cuánto han cambiado las cosas.

Por eso ayer me dio gusto que por fin tuvimos una buena noticia, positiva, del gobierno federal en Veracruz, de una obra que se puso en servicio aun sin la asistencia del presidente López Obrador, impedido como está por la veda impuesta debido a la consulta de revocación de mandato.

Fue el director (antes delegado federal) del Centro Estatal de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), Ramón Álvarez Fontán, quien hizo la apertura oficial de la autopista del entronque de Laguna Verde, municipio de Actopan, a Totomoxtle, municipio de Gutiérrez Zamora.

Para los norveracruzanos, miles, millones, es una buena noticia, una gran noticia, pues aparte de que los comunica en menos tiempo con el centro, los acerca y los integra más con el resto de los veracruzanos y con las capitales de su estado, Xalapa y Veracruz.

Andante por necesidad por todo el estado, debido a mi trabajo como reportero, durante poco más de 35 años supe, viví los problemas de comunicación con el norte del estado, al grado que los huastecos decían, dolidos, que Veracruz llegaba solo hasta Poza Rica. Miles se identificaban más con Tampico, Tamaulipas, y con Huejutla y Tulancingo, Hidalgo, porque los tenían más cerca y se les facilitaba llegar, aun sin caminos no pavimentados.

Me tocó ir viviendo el desarrollo carretero hacia esa zona por el lado de la costa del Golfo de México, y el tramo de ayer integra casi todo el norte, prácticamente desde la frontera con Tamaulipas, con el centro de Veracruz, lo que debe tener contentos a mis conocidos y amigos huastecos, entre otros.

El tramo que se puso en servicio ayer va del entronque de Laguna Verde hasta la caseta de Totomoxtle (poco más de 124 kilómetros) y se espera un aforo vehicular diario de más de tres mil vehículos.

Para ser justos, si bien la autopista se inició en 2015 en el gobierno de Enrique Peña Nieto, durante seis años estuvo en el olvido por un problema con ejidatarios de Paso Largo, municipio de Martínez de la Torre, hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador puso interés en la obra, al grado que en junio del año pasado vino a calmar a los pobladores, empezó a destrabar el problema y prácticamente a reiniciar la construcción.

Tanto el titular de la SICT, Jorge Arganiz Díaz Leal, como el director estatal Álvarez Fontán se aplicaron en continuar y concluir las negociaciones, y ayer se vio el resultado. Cruza por los municipios de Actopan, Vega de Alatorre, Misantla, Nautla, Gutiérrez Zamora y Papantla y cuenta con cuatro entronques: el de Laguna Verde, el de Vega de Alatorre, el de Nautla y el de Gutiérrez Zamora (caseta Totomoxtle).

Para los norveracruzanos, la autopista reduce el tiempo de traslado de 2 horas a una hora 15 minutos (son 44 kilómetros menos) e impulsa el desarrollo económico y turístico de Costa Esmeralda, Papantla (Cumbre Tajín) y Tuxpan, y por extensión la región lagunar de Tamiahua (hermosísima).

Debo recordar ahora que el gobernador Miguel Alemán Velasco era un convencido del potencial de la zona norte a partir de Costa Esmeralda. En muchas giras de trabajo a las que lo acompañé lo escuché hablar sobre el tema, incluso en hemerotecas están sus declaraciones sobre su intención de construir un aeropuerto internacional en esa área, con la intención de atraer el turismo extranjero.

En su campaña y ya como gobernador, siempre que iba a municipios como Martínez de la Torre o San Rafael, le gustaba pernoctar con su esposa en hoteles de la costa y hablaba de convertir toda la franja en una especie de la Miami veracruzana. Si alguien sabía sobre eso era él.

La puesta en servicio de la obra ayer es un gran paso en el desarrollo del estado, pues ayudará también en el flujo de los productos citrícolas que se cultivan en toda la zona. Callado, discreto, pero efectivo, el director Ramón Álvarez Fontán merece el mayor reconocimiento. Ya le hacía falta a AMLO una buena noticia en Veracruz.

¿Si AMLO opta por Nahle, Sergio, candidato de MC?

Suponiendo que finalmente el presidente Andrés Manuel López Obrador se encapriche en imponer como candidata al gobierno de Veracruz a la zacatecana Rocío Nahle en 2024 y que en Movimiento Ciudadano (MC) Dante Delgado opte por seguir al frente de su partido y decida no ser candidato a la gubernatura, ¿alguien se imagina entonces como abanderado de MC al diputado federal Sergio Gutiérrez Luna, ahora de Morena y presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados?

¿Alguien se imagina a Dante viniendo a promoverlo y a apoyarlo acompañado de Mariana Rodríguez, “La Chavacana”, una de las bloggers e influencers más populares de Monterrey, a quien atribuyen mucho el éxito de su esposo Samuel García para que ganara la gubernatura de Nuevo León? ¿A Dante, acompañado también de Luis Donaldo Colosio Riojas, alcalde de Monterrey, entre varios otros, haciendo campaña en Veracruz? Tómelo con reserva, pero no lo descarte, para nada.

Pero antes del 2 está el 1. En lo inmediato, no se debe perder de vista la dupla Sergio-Manuel Huerta. Hasta lo último serán actores clave en el proceso interno de Morena rumbo a la sucesión en 2024. Algo los une aunque son muy cuidadosos en no dar pistas o muchas pistas. Lo único que dejan ver es que trabajan, que recorren todo el estado y que están cerca de la gente, el electorado.

¡Pérez Astorga no votó a favor de proteger al hijo de AMLO!

Qué pena y que sorpresa. La senadora Gloria Sánchez Hernández votó en contra de que se investigue el probable conflicto de interés de la “casa gris” de Houston, que ocupó José Ramón López Beltrán, hijo del presidente López Obrador.

En una lista de quienes votaron en contra, que dio a conocer la también senadora Xóchitl Gálvez, del PAN, no aparece, en cambio, el nombre del otro senador veracruzano de Morena, Ernesto Pérez Astorga. ¡Albricias! Lo dignifica estar a favor de la transparencia.

En el IPE, buen trabajo

Como trabajador de la UV la necesidad me llevó ayer al IPE a realizar un trámite. Solo puedo expresar mis respetos por el trabajo que está realizando la directora Daniela Griego Ceballos y su equipo. Buen trabajo, de los que da hablar bien, del Gobierno del Estado. Quedé satisfecho con el servicio.

El América, como AMLO, también vive su drama

No solo el presidente vive su drama, con lo de su hijo. También el América. Ayer hasta Mazatlán le ganó, 2-1. Azcárraga, igual que AMLO, debió haber hecho pucheros a punto del llanto. No cabe duda, hay de dramas a dramas.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: