Columnas

El arzobispo y sus presbíteros

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Los días del 15 al 17 de febrero de 2022, teniendo como punto de encuentro la casa de la Iglesia de Xalapa, en un ambiente de fraternidad sacerdotal, Mons. Jorge Carlos Patrón Wong llevó a cabo su primer encuentro con su presbiterio. El Arzobispo se reunió con los sacerdotes que están laborando en los 13 decanatos que contiene el territorio de la Arquidiócesis de Xalapa.

Los decanatos son los distintos territorios en los que está dividida una diócesis para favorecer una mejor atención pastoral, se compone de varias parroquias vecinas. La Arquidiócesis de Xalapa tiene estos decanatos: ACTOPAN, ALTOTONGA, BANDERILLA, COATEPEC, NAOLINCO, PEROTE, TEOIXHUACÁN, también llamado San Rafael Guízar, TUZAMAPAN, Y XALAPA que a su vez  está dividida en 5 zonas: CENTRO, SUR, NORTE, NORESTE Y PONIENTE, llamado también Fátima. El Decano es el sacerdote que coordina ese territorio y representa al obispo.

Como se puede percibir cada decanato es diferente, no solo por su geografía sino también por los ambientes, necesidades y desafíos que se dan en cada uno de ellos. Hay ambientes urbanos y rurales, hay zonas de montaña, de tierra caliente y climas fríos, todo eso influye en las expresiones de la gente, en su participación y en su organización. Aunque se tiene una misma doctrina y existe un plan pastoral, las necesidades y realidades de cada uno de los decanatos tiene sus propias particularidades.

De ahí la sapiencia del prelado de encontrarse con cada uno de estos decanatos para escucharlos, conocerlos y ofrecerles un breve mensaje. Este primer encuentro entre el Obispo y sus sacerdotes resultó muy positivo, los frutos se manifestaron ya en actitudes de apertura, escucha, cercanía, diálogo y colaboración; existe un buen espíritu de comunión y obediencia al sucesor de los apóstoles. Hubo también momentos de oración, de intercambio de experiencias e información. Mons. Jorge Carlos pudo ver los rostros de cada uno de sus sacerdotes y escucharlos directamente; tiene ahora un panorama general de sus principales colaboradores, los sacerdotes de Xalapa.

Este encuentro de grupos prepara las visitas que el arzobispo ha empezado a las parroquias para conocer también a los feligreses que caminan en esas comunidades. Así por ejemplo, este sábado 18 de febrero visitó una de las parroquias rurales más lejanas, la parroquia de Temimilco donde se encuentra el P. Gustavo Colula Pimentel, un joven sacerdote que ya lleva un poco más de 3 años en esa experiencia.

En sus intervenciones, el arzobispo insistió en sus 4 líneas de acción para continuar la labor evangelizadora en esta Arquidiócesis: SER SANTOS, TRABAJAR POR LA UNIDAD EN MEDIO DE LA DIVERSIDAD, VIVIR LA ALEGRÍA MISIONERA Y  SER SIEMPRE AGRADECIDOS. Estos 4 pilares serán como los 4 ejes que servirán para su plan pastoral y con los cuales, como él mismo lo ha dicho, se responderá a los desafíos y exigencias de esta Iglesia Local.

Desde su llegada, Mons. Jorge Carlos ha mostrado una gran cercanía, apertura y disponibilidad hacia sus feligreses. Se ha entregado en cuerpo y alma a este pueblo que Dios le ha confiado en la persona del Sucesor de Pedro; el prelado interpreta su llegada a estas tierras como un plan divino donde se nota la mano de tres grandes pastores que la gente conserva en el corazón: San Rafael Guízar, El Cardenal Sergio Obeso y Mons. Hipólito Reyes Larios.

El Arzobispo ha percibido también la cercanía y acogida de sus feligreses: los laicos, la vida consagrada y los sacerdotes, todos se han aproximado a él en actitud filial y con respeto por ser el sucesor de los apóstoles, el pastor que Dios nos ha suscitado y que estuvimos solicitando en oración entes de su llegada. A través de la persona del Arzobispo sentimos la ternura y la misericordia divinas, sus mensajes resuenan ya en el corazón de muchas personas. 

¡Que todo sea para la gloria de Dios, que seamos instrumentos eficaces de su misericordia y testigos permanentes de su Palabra!

Categorías:Columnas, Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Etiquetado como: