Columnas

Sófocles en el Mes Internacional del Teatro (I)

Ajax

Mtro. José Miguel Naranjo Ramírez

El 27 de marzo del año 1962 se celebró por primera vez el día internacional del teatro, a partir de esa fecha cada año se festeja a este género literario, las actividades son múltiples; se presentan obras, se realizan foros, y la cereza central de los festejos consiste en conocer el mensaje internacional de un connotado dramaturgo sobre el Día Mundial del Teatro, como dato referencial basta recordar que el primer mensaje lo pronunció el gran escritor y cineasta francés Jean Cocteau, en los siguientes años los mensajes lo emitieron figuras de la talla de Arthur Miller, Pablo Neruda, Mario Vargas Llosa, Richard Burton, entre otros, por supuesto que estaremos atentos al mensaje del presente año, por ahora, conmemoraremos esta importante fecha acercándonos a uno de los padres del teatro clásico griego llamado Sófocles.

Los temas y personajes que abordan Esquilo, Sófocles y Eurípides, padres de la tragedia griega, muchos son retomados de La Ilíada y La Odisea de Homero. En el caso concreto de Sófocles, de este genio griego nos llegaron sólo siete tragedias divididas en tres temáticas: “Temas troyanos”, “Temas de Heracles”, y “Temas tebanos”. Iniciaremos el presente mes dedicado a Sófocles abordando las tragedias que integran los temas troyanos e inauguramos este ciclo dramatúrgico con “Ajax”, considerada la primera tragedia del autor. Vayamos a ella.

En la pieza aparecen varios dioses y personajes clásicos de la cultura helenística, nombraré sólo algunos: Ajax, Odiseo, Menelao, Agamenón, Atenea, Zeus, y al ser Ajax el personaje central de la tragedia, me detendré en presentarlo al público lector. Sófocles supo de Ajax a través de la lectura de La Ilíada, quien escribe también así lo conoció. Ajax es un héroe que participó por parte del bando griego en la guerra contra Troya, tanto Homero, como el propio Sófocles, nos presentan a Ajax como a un valiente guerrero, e inclusive el más valiente y valeroso guerrero sólo por debajo de Aquiles, el lector podría pensar y preguntarse, ¿Por encima de Odiseo?, hasta lo leído del mundo clásico griego la respuesta es sí, porque Odiseo fue un gran guerreo, pero su mayor virtud se encuentra en la astucia, en su inteligencia, en su sagacidad, y la causa de la tragedia de Ajax se originó precisamente por su odio y rivalidad que sostuvo con Odiseo, explicaré el germen y desenlace de esta tremenda enemistad.

La Ilíada narra que Ajax fue un héroe que luchó contra Héctor y estuvo cerca de vencerlo dándole muerte, que salvó en varias ocasiones al propio Odiseo, en general, estamos ante un respetadísimo guerreo; hombre honorable, recto, valiente. Ajax fue quien recogió el cuerpo de Aquiles al momento de ser asesinado por la flecha de Paris. El conflicto y la tragedia de Ajax se inicia con la muerte de Aquiles, debido a que los principales guerreros y héroes querían quedarse con la armadura del Pélida guerrero, esto ocasionó enfrentamientos, luchas y al final Odiseo fue el ganador de la armadura, Ajax se sintió humillado, ofendido y burlado por Odiseo, Menelao y Agamenón, a partir de aquí ingresamos a la tragedia.

La obra de Sófocles se compone de tres actos. Ajax nublado por el odio pretende asesinar a Odiseo, Menelao, Agamenón, y a todo aquel que se interponga a sus planes, para frenar estos propósitos aparece la Diosa Atenea, aliada y protectora de Odiseo. Esta importante Diosa no tan sólo protegerá a Odiseo, además, le impondrá un terrible destino a Ajax haciendo que literalmente se vuelva loco, la locura del personaje se explica detalladamente, y Sófocles realiza un interesante análisis sobre la voluntad del hombre confrontada con un posible destino preestablecido para nuestras vidas, algo así como cuestionarnos: ¿El destino de mi vida depende sólo de mi voluntad o existen circunstancias que me pasarán haga lo que haga? Aclaro que esas circunstancias pueden ser buenas o malas, bellas o trágicas, pero, ¿Qué tanto podemos crearlas, evitarlas o en su caso predecirlas?

Ajax en su locura cometerá errores garrafales y cuando recupera la cordura sabe que lo que le ha sucedido es producto de un castigo impuesto por los dioses, no obstante, desde una opinión particular, considero que Ajax ante esa imposición de un destino, se rebelará suicidándose, con ese acto por absurdo que parezca sigue rebelándose, es decir, mi voluntad estriba en no permitirme vivir como loco, si la muerte es una hecho inevitable en el hombre, y si en esta efímera vida no puedo ejercer mi voluntad, ¿Para qué quiero vivir así?, me rebelo, me rebelo, y me rebelo. Un hombre sin voluntad y capacidad de decisión es nada, lo único valioso para enfrentar y medio disfrutar la vida es viviendo con autonomía de decisión, pensar por mí mismo, decidir, actuar, si los dioses van a decidir cómo viviré o cómo moriré, no me interesa la pequeña vida que me otorgan, esa es mi interpretación, esa es mi visión del suicido de Ajax, considero que es otro Prometeo que se rebela, que exige respeto a los dioses, a cualquier tirano, a cualquier impostura.

Ahora bien, el momento del suicidio de Ajax es un hecho importante en la pieza dramática, pero lo que sigue es fundamental, porque Teucro quien es hermano de Ajax, una vez enterado de la muerte de su hermano va en busca del cuerpo para darle una digna sepultura, en este contexto aparecen Menelao y Agamenón, ambos personajes intentan prohibir que Teucro le dé sepultura al cuerpo inerte del gran Ajax, aquí sale al escenario la enorme figura de Odiseo y su conducta nos enseña que el odio debe tener un límite, simbólicamente o literalmente Odiseo nos recuerda que la condición del hombre consiste en poder amar y odiar, que es poseedor de grandezas y miserias, bondad y maldad, pero que el hombre si al final no sabe reconocer y perdonar está más cerca de la bestialidad que de la humanidad, por todo ello Odiseo le dice a Agamenón lo siguiente:

Odiseo. – Óyeme ahora. Por los dioses te ruego: no dejes que ese hombre quede sin sepultura, ni que sea arrojado a la ventura. No te venza la ira en su violencia, al grado de que llegues por odio a tu enemigo a pisotear la justicia misma. También fue mi enemigo en el ejército, desde aquel momento en que yo obtuve las armas de Aquiles. Y eso no me ciega para decir que ante mí yace el varón más valiente y esforzado de cuantos a Troya vinimos, con excepción de Aquiles. No tienes tú derecho de afrentarlo. Más herirías a las divinas leyes que a éste. Injusto es a un héroe deshonrar, si yace muerto por muy grande odio que se le haya tenido.”

Al final, gracias a la intervención de Odiseo, el gran guerrero Ajax fue sepultado, parte de su tragedia consistió en rebelarse contra los tiranos humanos llamados Agamenón y Menelao, y contra los tiranos dioses que todo pretenden controlar. Hoy que festejamos el mes internacional del teatro y que enfrentamos una terrible guerra entre Rusia y Ucrania, en esta obra Sófocles nos deja la siguiente reflexión sobre las bárbaras y estúpidas guerras:

“¡Hundido en el Averno había de estar, o perdido en el éter, quien inventó la guerra y enseñó a los helenos el fuego de la bélica contienda de todos colectiva! ¡Males engendradores de más males! ¡Eso produjo aquel para los hombres!”

Correo electrónico: miguel_naranjo@hotmail.com

Twitter@MiguelNaranjo80

Facebook: Jose Miguel Naranjo Ramirez.