Columnas

Ante inversión de 550 mdd en el sur, el Gobierno, omiso

Arturo Reyes Isidoro

Cegado y ofuscado como está contra el senador Ricardo Monreal y su mano derecha en el Senado José Manuel del Río Virgen, el Gobierno del Estado se muestra omiso ante el importante anuncio que hizo la semana pasada la empresa conjunta brasileña-mexicana Braskem Idesa de que en unos días más, en abril, iniciará la construcción de su terminal de etano en la laguna de Pajaritos, en el municipio de Coatzacoalcos, en la que invertirá 400 millones de dólares. Esperan concluir la obra en 2024.

En paralelo, ejecutivos de la empresa anunciaron también otra inversión por 150 millones de dólares para expandir en un 20 por ciento la producción en su planta de polietileno Etileno XXI para 2025 en su complejo petroquímico de Nanchital, aledaño a Coatzacoalcos, una vez que tenga cubierto el abastecimiento de etano con la nueva terminal. El etano es un gas que se utiliza para producir polietileno, el plástico más utilizado.

Los anuncios se hicieron el miércoles y jueves pasados tanto en la Ciudad de México como en Nueva York. Las operaciones de la planta estaban suspendidas desde 2020 cuando el presidente López Obrador acusó a Braskem de que en su contrato con Pemex para que le abasteciera el etano pagaba solo el 25 por ciento del precio de mercado

Las operaciones de la planta se suspendieron en diciembre de 2020 debido a un conflicto con Pemex acerca de su contrato de suministro y el presidente, Andrés Manuel López Obrador, acusó a la empresa de beneficiarse injustamente al pagar sólo el 25 por ciento del precio de mercado del etano. Cleantho Leite, director de Nuevos Negocios de Braskem Idesa informó que iniciaron una nueva relación con el gobierno federal y su filial Pemex tras de llegar a un acuerdo.

Perdidos en su pleito, parece que ni se enteraron

Sorprende que en el Gobierno del Estado los anuncios no produjeron ninguna reacción no obstante la importancia de la inversión con sus beneficios y consecuencias positivas, al parecer porque no se enteraron, ya que se hicieron precisamente los días en que un juez federal amparó a José Manuel del Río Virgen y en el que el gobernador reaccionó públicamente, y para el cuitlahuismo no hay nada más importante y prioritario que mantener el pleito con el par.

Extraña que no le hayan dado ninguna importancia, menos relevancia, ya que cuando se está dando fuga de capitales, existe una crisis de desconfianza en el gobierno de la 4T por parte de los inversionistas, persiste la crisis económica que agravó la pandemia, la delincuencia ahuyenta cualquier inversión y el mundo entero vive las consecuencias económicas por la guerra que Rusia le declaró a Ucrania, empresarios brasileños-mexicanos deciden invertir en Veracruz.

No obstante que el Gobierno del Estado no tiene ningún mérito en esta inversión, pues llega por iniciativa propia, de todos modos era como para que la hubieran utilizado en favor de la imagen del presidente diciendo que pese a críticas de muchos hay quienes confían en su gobierno trayendo sus capitales para aumentar sus instalaciones industriales. Pero los anuncios les pasaron de noche.

El cuitlahuismo ni siquiera intentó llevar agua a su molino destacando el hecho de que la inversión generará la creación de nuevos empleos en el sur del estado, lo que reactivará la maltrecha economía de esa zona, de que pese a todo implica confianza en las condiciones de seguridad en Veracruz y de que Coatzacoalcos y Nanchital tendrán mayores ingresos por el pago de impuestos que recibirán.

Ni el gobernador Cuitláhuac García Jiménez ni el secretario de Desarrollo Económico y Portuario Enrique Nachón Aguirre salieron a dar la buena nueva ni a darle la bienvenida a la nueva inversión, menos a invitar a más inversionistas que apuesten por Veracruz. Tal vez reaccionarán, por fin, cuando se enteren que el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna ya se reunió con los ejecutivos y planean actividades de promoción conjuntas.

Monreal invita a Cuitláhuac a atemperar los ánimos

Ante la reacción de molestia que tuvo el jueves pasado el gobernador Cuitláhuac García Jiménez al conocer la resolución del juez federal que amparó a José Manuel del Río Virgen para que obtenga su libertad, el sábado el senador Ricardo Monreal le hizo una “convocatoria respetuosa” a “atemperar los ánimos”.

En un video, le dirigió un mensaje: “Es un momento de reaccionar, Ejecutivo, ciudadano gobernador; es un momento de la prudencia, de que el pueblo de Veracruz sepa que la justicia está por encima de intereses personales… es hora de respetar la ley, al Poder Judicial Federal y a la justicia en Veracruz”.

El jueves, el titular del Ejecutivo estalló contra el juez Jesús Arturo Cuéllar Díaz, a quien reprochó su “deplorable actitud”, arremetió contra Del Río Virgen, a quien calificó de “intocable porque tiene amigos influyentes en el Senado (en clara alusión a Monreal y a Dante Delgado), y sin ser autoridad competente afirmó: “Grotescamente se excede el Juez federal e impide que las pruebas se valoren de ninguna otra forma más que con su propio criterio y da un veredicto de ellas fuera del proceso penal apegado a derecho”.

En su mensaje, Monreal dijo que la justicia federal resolvió, pero que “sin embargo, el gobernador del estado replicó y respondió y reaccionó airadamente sin ser su facultad, sin ser parte del proceso. Por esa razón nos parece muy delicado que intervenga en asuntos que no son de su competencia”.

Dijo que al secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado se le acusó de homicidio doloso sin pruebas “y sin argumentos suficientes para vincularlo a proceso”, y que a pesar de que no las había, la fiscal de Veracruz y el juez de control decidieron encarcelarlo y privarlo de su libertad.

Advirtió: “Nosotros continuaremos, con respeto al gobernador, pero con la exigencia estricta, para que se haga justicia en Veracruz, no solo en el caso de Del Río Virgen, que ya se demostró lo que afirmamos, que es inocente y no hay ninguna prueba, sino contra todos aquellos que de manera inocente están detenidos”.

Hasta anoche no se había producido una reacción oficial al mensaje de Monreal, aunque es posible que este lunes en su conferencia de prensa el gobernador aborde el tema. En el video, al senador se le ve como el político profesional que es, muy dueño de sí, si se quiere, con ánimo conciliador, seguro de lo que dice y maneja, y hasta sonriente.

Lima logra acuerdo entre los estados para cobro de ISN

Por donde se pueda y como se pueda, el secretario de Finanzas de Veracruz, José Luis Lima Franco, en su calidad de presidente de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales del país, busca que los estados dependen cada vez menos de los recursos federales.

Para ello pretende que los gobiernos estatales homologuen el cobro del Impuesto Sobre la Nómina, mínimo en 3%, tasa que ya se aplica en Veracruz. Si bien es cierto que ese impuesto ya se cobra en las 32 entidades, hay disparidad pues mientras que algunos aplican una tasa de 0.5 por ciento, otros cobran 6 por ciento.

El funcionario veracruzano llegó a la dirigencia de los funcionarios fiscales del país pero no ha caído en el conformismo ni en la complacencia de tener el nombramiento solo para el currículum. Trata de ser creativo y de encontrar salida a los problemas de las haciendas estatales por la escasez de recursos, y aplica su experiencia. Así, pretende que haya equilibrio fiscal.

La medida que propone es pertinente sobre todo ahora cuando la guerra amenaza las economías nacionales y hay mayor riesgo para los estados del país. Bien, que se trate de blindar las finanzas estatales mediante mayor ingreso propio.

El pasado 8 de marzo, en la sección Negocios del diario Reforma, se informó que Lima Franco dijo que para buscar depender menos de los recursos federales se está consolidando un mejor cobro de impuestos, como el de nóminas, y que más de la mitad de los estados hacen reformas para mejorar esa recaudación.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: