Columnas

Monreal puede decidir la sucesión presidencial

Arturo Reyes Isidoro

Un grupito de diputados federales cuitlahuistas salió a pedir públicamente que expulsen de Morena al senador Ricardo Monreal, dizque porque se entromete en la entidad y le causa problemas a su gobernador Cuitláhuac García.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado (Jucopo) ni los ve ni los escucha, al contrario, la semana pasada, en declaraciones a Joaquín López Dóriga reafirmó sus intenciones de ir por la candidatura de Morena a la presidencia.

No la tiene fácil. Está más que claro que no está en el ánimo del presidente López Obrador, y las encuestas sobre el tema hasta hoy lo ponen en desventaja frente Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum.

Pero conserva el tercer lugar, posición desde la que si hoy fuera la elección, con sus cifras inclinaría la balanza y decidiría quién sería el nuevo presidente, lo mismo alguien de Morena que de la oposición.

El 2 de diciembre pasado, una encuesta del diario Reforma puso en la punta a Marcelo Ebrard con 31% seguido de Claudia Sheinbaum con 30%, prácticamente en un empate técnico, y abajo a Monreal con 12%.

Tres meses después la tendencia permanece igual en cuanto a posición, aunque con cifras mayores, de acuerdo a otra encuesta, esta publicada en El País el viernes pasado: Marcelo 56%, Claudia 54% (se mantiene el empate técnico) y Monreal 26%.

Si de aquí a 2024 los dos primeros continuaran y llegaran parejos, entonces necesariamente cualquiera de los dos necesitaría de los votos de los simpatizantes del tercero para ganar. Ricardo no tiene intención de declinar y por ahora tiene ya seguro que será actor clave en la final.

Pero, hasta donde el columnista tiene información, si el presidente y Morena lo desdeñan, el zacatecano podría intentar ser el candidato de toda la oposición unida, o de la mayoría, y en esa posibilidad estaría trabajando ya.

Eso refuerza su papel como actor político clave para la sucesión en 2024, porque Marcelo Ebrard intentaría negociar con él, pedirle que se le sumara en una alianza en contra de Sheinbaum, enemiga de Monreal, y para ello tendría que hacerle muchas concesiones.

Por su inexperiencia, eso es lo que no visualizan los del palacio de gobierno de Xalapa ni sus diputados títeres: que el presidente de la Jucopo tiene fuerza por lo que su porcentaje representa y el peligro opositor que puede suponer si lo expulsan de Morena, de tal forma que van a buscar a toda costa tenerlo adentro.

Los de acá todavía no carburan que persiguiéndolo en Veracruz y encarcelando a su brazo derecho José Manuel del Río Virgen lo hicieron víctima e hicieron que despertara simpatías entre los veracruzanos, le dieron bandera para que creciera entre el electorado y creo que esa es una de las molestias del presidente.

La política es de circunstancias y hay de los cuitlahuistas si la candidata no llega a ser Sheinbaum y sí, en cambio, Ebrard y lleva a Monreal como hombre fuerte. Lo primero que harían sería enjuiciarlos por los abusos cometidos con el delito de ultrajes a la autoridad.

Pero, en el peor de los escenarios, si Marcelo y Claudia se empezaran a rezagar arrastrados por el desgaste del presidente y Monreal no lograra unir a la oposición en su favor, de todos modos seguiría siendo pieza clave.

Luis Donaldo, en empate técnico en el primer lugar

Al margen de los aspirantes de Morena, lo verdaderamente sorprendente es que la encuesta de El País del viernes confirmó la que publicó el pasado 2 de diciembre el diario Reforma: que pegado, al lado de Ebrard y Sheinbaum está el joven alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, de Movimiento Ciudadano.

Hace tres meses Donaldo apareció con 27%, prácticamente en empate técnico con Marcelo y con Claudia, que registraron 31 y 30%, respectivamente. En la del viernes, aparece con 53%, contra 54 y 56% de Sheinbaum y de Ebrard, o sea casi igual que ella, en empate técnico los tres, aunque se les cerró más.

En este escenario, como alcance a lo comentado párrafos anteriores, Monreal sigue siendo clave para definir el final, pues si lo tratan mal en Morena bastará con que se sume a Colosio para inclinar la balanza a favor de la oposición representada por Movimiento Ciudadano. A Monreal necesariamente lo tienen que cuidar y chiquear en Morena para no se les vaya y les habrá un boquete que ponga en riesgo la presidencia.

Pero volviendo al joven Colosio, considero que la considerable preferencia ciudadana que mantiene no es más que el reflejo de la creciente inconformidad con el gobierno del presidente López Obrador y, en el caso de Veracruz, el del gobernador Cuitláhuac García, quien le suma todos sus negativos a AMLO, a Morena y a la 4T.

Avanza sin tener los recursos del Gobierno

Sorprende su porcentaje porque no tiene los mismos recursos que el canciller y la Jefa de Gobierno, no cuenta con el respaldo público del presidente, acaba de llegar hace apenas cinco meses al gobierno de la Sultana del Norte cuando sus competidores arrancaron el mismo día que ganó López Obrador hace ya casi cuatro años, su partido MC no tiene la misma presencia que Morena y no ha tenido todo el balconeo mediático que los otros sí.

Si todavía no se han encendido los focos rojos en la presidencia, creo que al menos sí empezaron ya a titilar los focos amarillos que pronto pueden encenderse con toda su fuerza, mucho va a depender de que los gobiernos de Morena se corrijan y corrijan el rumbo y de que, en el caso de Veracruz, cesen los atropellos contra los ciudadanos, se libere a los encarcelados injustamente y se atienda a la población como es debido.

Lo que nos está diciendo la presencia entre el electorado de Luis Donaldo Colosio Riojas es que ya hay candidato competitivo de la oposición, la persona que puede aglutinar todas las voces del descontento y la decepción, que los mexicanos lo ven como la opción que esperaban, y eso sin contar con que hasta la fecha él no ha movido un dedo para buscar la presidencia.

El 3 de diciembre, un día después de que se conoció la encuesta de Reforma, el joven se mostró prudente: dijo que estaba enfocado en su tarea como alcalde de Monterrey, que sería irresponsable de su parte caer en distracciones ante la tarea que le encomendaron los regiomontanos, y remató: “Se me hace prematuro e irresponsable distraernos de nuestra responsabilidad actual, por estar pensado en algo que no sucederá sino está dentro de tres años”.

Dio muestras de madurez, de tener bien puestos los pies en la tierra, de actuar en forma responsable y de saber que tiene el tiempo a su favor, pues el próximo 31 de julio cumplirá apenas 37 años, de tal forma que llegaría a la contienda con 39 años, e incluso si no ganara esperar otros seis años más y volver a intentarlo. Significativo fue que en su declaración en ningún momento negó que le gustaría ser candidato y luego presidente.

Marlon y Anilú hacen campaña en Jesús Carranza

A punto de cerrarse la campaña el miércoles para la elección extraordinaria del nuevo presidente municipal el próximo domingo, ayer en Jesús Carranza en medio de un calor sofocante fueron casa por casa el dirigente estatal del PRI Marlon Ramírez Marín y la diputada local Anilú Ingram Vallines apoyando a la candidata tricolor Lupita de los Santos.

Como debe de hacer una dirigencia partidista, le echaron montón a favor sumándose también el secretario de Acción Electoral Fernando Kuri Kuri, el delegado regional José Luis Utrera y el secretario de Comunicación y Estrategia del CDE Ramón Reyes Viveros.

El próximo domingo se elegirá a los nuevos alcaldes de Carranza, Amatitlán, Tlacotepec de Mejía y Chiconamel, en lo que prácticamente será una elección más de Estado por todas las ventajas que tienen los candidatos de Morena por parte del Gobierno del Estado y hasta de los organismos que se supone son los árbitros electorales.

Los partidos de oposición que participan se conducen bajo el dicho de que no hay peor lucha que la que no se hace y eso es lo que harán hasta el miércoles los tricolores, al igual que los dirigentes de los otros partidos.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: