Columnas

Dos Bocas

Héctor Herrera Argüelles

“Ningún hombre es tu enemigo, ningún hombre es tu amigo, todos los hombres y mujeres son tus maestros”: Emilzan

El presidente López Obrador acaba de poner en marcha la primera etapa de la Refinería Olmeca en Dos Bocas, Tabasco. Es uno de los tres proyectos centrales de su administración.

Los críticos del presidente aseguran que, abrir una nueva refinería, es como regresar al pasado, cuando en el horizonte tenemos un mundo lleno y abierto de energías limpias y renovables.

Pues sí, suena muy bien el tema de las energías limpias, pero poco se habla de su costo y de su vida útil. La energía limpia no es barata ni tampoco tiene una larga vida. Es sostenible pero cara; en un país pobre como el nuestro, suena raro y difícil.

No es tan sencillo como lo quieren hacer creer los spots propagandísticos de Marko Cortés, dirigente panista, mostrando los paneles solares montados en el techo de la sede nacional panista. Bien podría explicarnos Marko, ¿cuál fue el costo de la implementación de su techo solar, y si ese costo lo podría asumir una familia en la sierra de Oaxaca, Chiapas, Puebla o Veracruz? 

Una respuesta posible es que los gobiernos podrían financiar la instalación de los aditamentos, pero lo que no dice Marko Cortés es que la vida útil de un panel solar es de entre 25 y 30 años, y después, se convierten en basura contaminante difícil de desechar.

Los objetivos de desarrollo sostenible fijados por la ONU indican que para el 2035, los países deben producir por lo menos un 35 por ciento de energía renovable. Sin embargo, las estimaciones del Banco Mundial indican que la mayoría de los países podrían estar cubriendo esa cuota alrededor del año 2050, y en tanto, ¿qué?

La primera pregunta para quienes critican la decisión de ampliar la capacidad de refinación del gobierno es que, si es tan retrógrada construir una nueva refinería, por qué hacia 2025 al menos 83 nuevas refinerías comenzarán a operar en el mundo.

De acuerdo con un reporte de la consultora británica Global Data, los nuevos complejos de refinación se ubican en Medio Oriente y Asia, principalmente en China e India, aunque la tendencia en Europa y Estados Unidos apunta hacia el cierre de las plantas o la transformación hacia la producción petroquímica y de biocombustibles.

Obviamente es un tema económico y mientras llega la revolución verde, resulta complicado pensar en paneles solares y vehículos eléctricos. Los especialistas seguramente saben que un vehículo eléctrico ronda el medio millón de pesos.

La marca china JAC ofrece el auto eléctrico más barato en México y se puede conseguir por 438 mil pesos. Seguro, algunos políticos podrán comprar uno o varios de esos autos. En tanto, los 50 millones de mexicanos que rondan la supervivencia tendrían que trabajar dos vidas o más para conseguir uno de ellos.

Los combustibles fósiles son el factor principal que impacta el cambio climático, pero la discusión no la mueven solo los buenos deseos, sino el cambio de un modelo económico planetario que nos ha traído hasta este punto.

Claro que sí a una nueva refinería, mientras llegan los autos eléctricos accesibles para tod@s, y en tanto, cientos de cadenas de valor y productivas asociadas a los combustibles fósiles también se adaptan a la revolución verde, y rompen su dependencia del petróleo. 

Los próximos 30 años, el planeta entero seguirá dependiendo desafortunadamente de los combustibles fósiles, alguien con fundamentos y no solo buenos deseos, podría explicar lo que podemos hacer mientras para tener un acceso asequible a los combustibles y a la energía eléctrica. Digo, para ilustrarnos.

De la libreta

  1. Alito en fuga. La gira internacional para denunciar abusos, más bien parece, una angustiosa huida de la justicia.
  2. Mientras en el Estado de México, la alianza opositora sigue sin dar pie con bola. Alejandra del Moral y Enrique Vargas ya comenzaron a llenar bardas y espectaculares.
  3. En tanto, Morena ya abrió su registro para los suspirantes en la entidad mexiquense. Tod@s vienen del llamado Grupo Texcoco. Delfina Gómez, Higinio Martínez y Horacio Duarte. El registro se cierra el próximo 15 de julio.

@HectorHerreraAR

Categorías:Columnas, Héctor Herrera Argüelles

Etiquetado como: