Columnas

Por la mujer, la vida y la paz

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

El próximo domingo 9 de octubre de 2022 se llevará a cabo la Segunda Marcha Nacional por la Mujer y por la vida en el contexto de las acciones por la Paz que la Iglesia en México ha estado promoviendo en todo el territorio mexicano.

Por segundo año consecutivo la Conferencia del Episcopado Mexicano, a través de Mons. Jesús José Herrera Quiñonez, Obispo de Nuevo Casas Grandes y responsable de la Dimensión Episcopal de la Vida, convocó a los laicos, las organizaciones de la sociedad civil y a todas las personas de buena voluntad que aman y defienden la dignidad de mujer y la vida del ser humano desde la concepción hasta su desenlace natural, a participar en la Marcha Nacional por la mujer y la vida 2022.

El año pasado, el domingo 3 de octubre de 2021 participaron más un millón de personas en todo en todo el país. Según el reporte de los organizadores, la Ciudad de Guadalajara concentró 400 mil personas, 200 mil participaron en la CDMX y más de 400 mil personas se manifestaron en 70 ciudades de la república mexicana. Se espera que este año la participación sea más numerosa.

Se busca concentrar el mayor número posible de personas en ciudades de todo México para manifestar nuestro compromiso con la dignidad de la persona, a favor de la mujer, de la defensa de la vida y de la promoción de la paz. México necesita un mensaje de esperanza ante la cultura del descarte y de la muerte que está causando muchos desastres.

Se busca crear lazos de unidad con las personas y grupos que están activos en la defensa de la vida y la dignidad humana, el respeto y reconocimiento de la mujer de las diferentes tareas en las que contribuye para una sociedad mejor.

Se busca seguir impulsando acciones de la sociedad civil a favor de la dignidad de la mujer y de la vida, para atender las causas que orillan a pensar en el aborto. Concientizando a la sociedad sobre las raíces y complejidad que involucra el tema del aborto, a través de una reflexión amplia, seria y profunda desde todos los sectores. Es preciso actuar a favor de la mujer, de la vida y de la paz.

Ante el falso dilema que confronta a la madre embarazada y a su hijo, es necesario que todas las mujeres entiendan el valor altísimo de la vida y de la maternidad, es preciso al mismo tiempo abrazar con misericordia a la mujer, especialmente a la que por su situación personal considera el aborto como una salida a su problemática existencial y al mismo tiempo mantener la protección equivalente ante la ley para el hijo en gestación. El aborto es una salida falsa, es un acto criminal que revela el fracaso de la sociedad.

México vive con dolor el flagelo de la violencia a manos del crimen organizado y de las políticas de muerte que se han estado imponiendo a través de las estructuras del estado; la sociedad está siendo lastimada además por causa de la desintegración familiar y la descomposición social que afecta en mayor medida a las mujeres y a los niños. Por eso nos manifestarnos también a favor de la paz, la reconciliación y la unidad nacional.

La marcha nacional a Favor de la Mujer y de la Vida suma a todas las organizaciones y ciudadanos, sin importar su confesión religiosa, es una manifestación pacífica y familiar, es un encuentro de todos, un espacio de unidad, sin posiciones particulares sociales o políticas, bajo el lema “A favor de la mujer y de la vida. Por la vida y la dignidad de todos”.

Marchamos para dar un mensaje de ESPERANZA y de aprecio a favor de la mujer, de la vida humana y de la paz. Tendremos marchas por todo el país y en Xalapa se llevará a cabo el domingo 9 de octubre de 2022, teniendo como punto de partida el Teatro del Estado a las 10 am y llegando a la Plaza Lerdo.

Estamos a favor de la mujer, de la vida, de la paz y de reconciliación nacional.

Categorías:Columnas, Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Etiquetado como: