Columnas

SCT y vía Coatza-Mina

Sin tacto.

Por Sergio González Levet

Una buena noticia para los veracruzanos del sur del estado es que la autopista Coatzacoalcos-Minatitlán será debidamente rehabilitada en el complicado y destrozado tramo Las Matas, porque entrará al quite de la obra el Centro SCT de Veracruz, a cuyo frente está el ingeniero Ramón Álvarez Fortán.

En la mañanera de ayer estuvo el encargado de la SCT, Jorge Nuño Lara (el secretario, Jorge Arganis, sigue de permiso al parecer por una enfermedad), y asistió también el delegado estatal de Veracruz, quien recibió la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador de que se apoyara al Gobierno del Estado con esta obra, con el fin de que se hiciera bien y dentro de los tiempos que requiere un trabajo de esa magnitud.

Álvarez Fortán informó que se suscribirá a la brevedad posible el convenio entre la federación y Veracruz y de ahí se hará el proyecto y se definirá el presupuesto para empezar a trabajar en 2023.

Ante el Presidente, Jorge Nuño aprovechó para presumir que el Centro a cargo de Álvarez Fortán ya ha terminado los 3.6 kilómetros pendientes del tramo Jáltipan-Acayucan-Oluta y el paso superior de ferrocarril que estaban detenidos desde 2018, y con una inversión de 250 millones de pesos se amplió de dos a cuatro carriles. Esta obra es importante porque está incluida en el Corredor Transístmico que conectará a Coatzacoalcos con Salina Cruz.

Bueno, y mejora la conexión de la zona Coatza-Mina a los municipios de Cosoleacaque, Jáltipan y Acayucan.

El mantenimiento de las rúas estatales y la construcción de vías modernas ha sido un pendiente que han tenido los veracruzanos, y las quejas habían venido subiendo de tono por el descuido que presentan muchos caminos. La falta de presupuesto y las pocas obras de infraestructura estatal se estaban convirtiendo en un negativo palpable del gobierno morenista local.

Afortunadamente, la federación cuenta en el Centro SCT con un profesional que encabeza un equipo que verdaderamente ha hecho milagros para que las carreteras federales sigan siendo viables, aunque los recursos son escasos y la naturaleza se ha ensañado con lluvias torrenciales y desgajamientos.

La participación de los ingenieros y personal de Comunicaciones y Transportes en la conservación de carreteras estatales está logrando que mejoren las condiciones de los caminos y que baje la presión ciudadana en ese ámbito sensible para la economía y la movilidad.

sglevet@gmail.com

Categorías:Columnas, Sergio González Levet

Etiquetado como: