Columnas

Currículum y currícula

Sin tacto.

Por Sergio González Levet

Un apreciado y acucioso lector, el señor Héctor Moreno Núñez, me hace una pregunta que pone a girar mi formación de lingüista y me hace ver un error que he cometido por años. Eso me recuerda cómo debemos ser permanentemente modestos ante el conocimiento adquirido, porque cuando creemos saber algo, nos damos cuenta de que sólo Alá tiene el don de conocerlo todo, dice el Corán.

     Bien, le dejo primero la palabra a don Héctor y después me explico.

     “Me gustó mucho el artículo. Me quedó, sin embargo, una duda. ¿Es correcto decir la currícula? En latín, curriculum sigue la misma declinación que templum cuyo nominativo plural es templa. De igual manera currícula no es singular, creo, y por ello, me parece, que no es correcto, en español, decir la, haciéndolo concordar con un sustantivo masculino plural. Agradeceré su opinión. Muchas gracias.”

     Como me saltó la duda, ni tardo ni perezoso consulté a la página de FundéuRAE de la siguiente manera:

     “En latín, el plural de “currículum” es ‘currícula’. En ese caso, ¿en castellano debemos decir ‘la currícula’ o ‘las currícula’?”

     Los especialistas de este bendito portal me respondieron con prontitud, y me aclararon que “en español el plural es los currículums. El uso de currícula es influencia del inglés. Tiene información en Plural (formación) – Wikilengua.”

     Me fui a Wikilengua y pude ver esto:

     “La formación del plural en español se hace normalmente con la adición de -s, -es o sin cambio alguno. El principal factor para elegir entre estas terminaciones es la letra final de la palabra, aunque también influye su origen y la acentuación. hay, además, cierto número de palabras con normas específicas.”

     Y específicamente me enteré, y se los paso al costo, de que un “buen número de palabras de origen extranjero, en especial las procedentes del inglés y del francés, forman el plural según la lengua original, sobre todo en los extranjerismos crudos propios de la terminología especializada y de lenguas próximas: «los concerti grossi». Cuando son voces hispanizadas o de lenguas lejanas también es frecuente la mera adición de una -s, incluso si acaba en consonante y el plural en la lengua original se basa en otras pautas: sóviets y no ×sovieti; leitmotivs y no ×leitmotive.

     “Los plurales latinos suelen incorporarse al español con significación singular: errata, bacteria, adenda, mitocondria, vela, sigla… Los plurales de voces tomadas del latín siguen por tanto las pautas españolas y no, como se practica a menudo en inglés, latinas: nova, novas; currículum., currículums; memorándum, memorándums.”

     Le agradezco a don Héctor su comunicación, que me dio la oportunidad de aclarar y aclararme un conocimiento que yo tenía errado… Poder corregir un error propio, es una verdadera bendición.

sglevet@gmail.com

Categorías:Columnas, Sergio González Levet

Etiquetado como: