Columnas

Congreso desoye a la comunidad universitaria: no autorizó más recursos para la UV

Arturo Reyes Isidoro

Oficialmente, ayer iniciaron las vacaciones en la Universidad Veracruzana (UV).

Para el rector Martín Aguilar Sánchez quién sabe si serán felices, luego de que la Legislatura, controlada por la diputación mayoritaria de Morena, bateó su reclamo de que le asignaran a la casa de estudios 4 mil 64 millones 350 mil pesos en el Presupuesto de Egresos de 2023, dejándole solo 3 mil 64 millones 400 mil pesos de subsidio estatal.

Lo único extra que recibirá la UV serán 250 millones de pesos que ofreció el Gobierno del Estado y quedan bailando, en términos de lenguaje popular, 999 millones 950 mil pesos que reclama la institución universitaria, que completarían el 4% que le corresponde del presupuesto global del gobierno estatal, según ha venido argumentando el rector.

Por el momento, la noticia no generó mayor impacto dado que parte de la comunidad universitaria ya había entrado en periodo vacacional y ayer se fue el resto, pero, eso sí, antes de concluir el periodo de actividades oficiales de 2022, el Consejo Universitario General aprobó darle su apoyo a la máxima autoridad para que “en legal y legítima defensa” reclame a la administración cuitlahuista el 4% de su presupuesto estatal, en apego a la Constitución Política local.

El rechazo, pues, se dio no solo a la persona del rector sino a toda la comunidad integrada por más de 100 mil personas entre alumnos, académicos y trabajadores, lo que rebasa la negociación personal que haga su autoridad y cuya reacción habrá que esperarla cuando se reanuden las actividades en los primeros días de enero.

En la sesión del lunes, el rector dijo que la UV no debe abandonar su derecho a recibir el 4%     que reclama, por lo que insistirá en el diálogo y la negociación.

Queda latente, pues, el tema, sobre todo la reacción de la comunidad, que como lo hizo en 2016, cuando salió a protestar en dos ocasiones “En defensa de la UV”, también por el reclamo de recursos que le regateaba el gobierno de Javier Duarte, podría tomar las calles nuevamente.

Se puede decir, entonces, que el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez cierra el año abriendo un nuevo frente con una comunidad muy fuerte, a la que incluso él mismo pertenece, frente, que, si no desarticula con negociaciones adecuadas en los días de asueto que vienen, hará que 2023 inicie con mucho ruido. Vamos a esperar.

El aumento extra se dará en dos partes, anunció Lima Franco

Como le correspondía, de acuerdo a su responsabilidad, el secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, salió a justificar el presupuesto que se aprobó ayer en la Legislatura, y por lo que hace al tema de la UV, anunció que en próximos días se firmará un convenio con el rector Martín Aguilar Sánchez para acordar la entrega de los 250 millones de pesos extra, de los cuales 150 se darán en el primer semestre del año, y el resto, en el segundo.

Por su parte, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Margarita Corro Mendoza, declaró que no hay más recursos porque el de 2023 es un presupuesto ya acotado.

Gómez Cazarín entregó buenas cuentas al Gobernador

La aprobación del Presupuesto de Egresos y de la Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal 2023 era, de hecho, el último gran pendiente que le quedaba al gobierno del estado en este año. Desde el punto de vista político, el líder de la bancada guinda y presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín, le entregó la casa tranquila al gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Más allá del posible conflicto que estalle el próximo año por el tema del presupuesto de la UV, por ahora le entregó buenas cuentas, sin duda producto de su cabildeo y de la capacidad de negociación que ha ido adquiriendo, así como del control que ha ido logrando, luego de dos periodos en el cargo, lo que le suma puntos si es que pretende alzar la mano también y proclama aquí estoy para lo que se ofrezca en 2024.

La de ayer fue una sesión intensa en la que, entre otros puntos, se aprobó la integración de cinco comisiones permanentes, la Ley de Ingresos, el Decreto de Presupuesto de Egresos, la estructuración y modernización del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Veracruz (Trijaev) junto con el nombramiento de seis nuevos magistrados.

No está por demás mencionar que en este año se vio bien la oposición, básicamente las diputadas Anilú Ingram Vallines (PRI) y Ruth Callejas Roldán (MC), así como el diputado Marlon Ramírez Marín (PRI), quienes hicieron serios reclamos, señalamientos y denuncias, pero además con altura, en actitud muy responsable, con pruebas, sin caer en el lenguaje barato ni en los vergonzosos escándalos que se han dado en la Cámara de Diputados en San Lázaro, quiero suponer que por el entedimiento de respeto que tienen con Gómez Cazarín, quien, eso supongo, entiende que lo que resiste apoya.

Cierra un gran año de trabajo el alcalde Ahued

Pocos alcaldes pueden proclamar que han realizado un gran año de trabajo para beneficio de sus representados como los alcaldes de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil y Juan Manuel de Unánue Abascal.

La verdad, me extrañó que Ahued haya declarado que se siente con la conciencia tranquila por sus resultados, cuando no tenía por qué no tenerla, ya que sus cientos de obras y otras actividades de mejoría en los servicios dan testimonio de que bien empleó el dinero que pagamos los contribuyentes y que no lo desvió o lo tomó para beneficio personal.

Es cierto, hubo molestias porque se alteró la vida de la ciudad en muchos casos, sin duda debido a que faltó una mejor planeación, pero, en mi caso, prefiero las molestias a que no se haga nada, como ocurrió con la pasada administración que, por el contrario, nos dejó destrozada la capital.

Tan consciente está de las molestias que causaron la construcción de obras que agradeció a los xalapeños su paciencia (y qué paciencia), pero creo que debemos sentirnos contentos en la capital de tener a un presidente municipal que, opino que con justicia, encuestas lo han colocado en diversas ocasiones como el mejor de todo el país.

Y Unánue Abascal resulta una gran revelación

Otro alcalde, para mí una verdadera revelación, ha sido el de Boca del Río, Juan Manuel de Unánue Abascal, igual con una impresionante obra material, pero también de servicios.

En septiembre-octubre cuando viví temporalmente en la zona conurbada, a ras de tierra, como suelo movilizarme, escuché muy buenas opiniones de los boqueños, pero también de visitantes, por lo bien que mantiene la ciudad, que hoy es un gran centro de atracción turística y comercial.

Con algo muy especial, que creo que es el único caso que se da en el estado de un presidente municipal: gobierna acompañado, cada vez que se puede y debe, de su esposa Melina Rivera, un matrimonio además joven y carismático, que, por lo que me percaté, se ha ganado el cariño y la simpatía de sus representados.

Y algo más: hasta donde tengo entendido, como Ahued en Xalapa, está concentrado en ser el mejor alcalde que haya tenido Boca del Río y no lo distrae el canto de las sirenas de que sería un buen prospecto para la gubernatura por su partido, el PAN, en 2024, que méritos los tiene,

Hago un receso; retorno en enero

Ayer, como trabajador de la UV, salí de vacaciones. Este que acaba fue para mí un año bastante difícil, sobre todo por enfermedades de mis familiares. Como ser humano que soy, me agotó el estrés, la tensión, la preocupación, como le pasa a todo aquel que vive situaciones similares. Creyente como soy, Dios nos ha sido de gran fortaleza y nos va sacando adelante. Con fe sé que así será.

A todos y a todas quienes estuvieron conmigo, de diferentes maneras, en las horas difíciles que viví, les agradezco nuevamente su gesto. Me dieron mucha fortaleza y me ayudaron a enfrentar con determinación esas horas verdaderamente amargas.

Me tomo un descanso y regreso en enero próximo. Pásenla bien y que en sus familias y hogares haya salud y unidad y todo lo bueno que se derive de ello.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: