Columnas

El Gobierno del Estado cayó en Buró de Crédito

Arturo Reyes Isidoro

 

Qué pena. Y qué preocupación por el futuro de Veracruz. Por primera vez en la historia del Estado, que se sepa, el Gobierno estatal cayó en la insolvencia y está en Buró de Crédito, esto es, boletinado.

A eso y no a otra cosa –no hay otra explicación posible, me dijeron asesores bancarios– se tuvo que haber debido que los bancos privados se negaron a participar en una licitación pública para abrirle una nueva línea de crédito por mil 100 millones de pesos.

El sábado, la reportera Isabel Ortega, de la agencia AVC Noticias, publicó que el 11 de septiembre pasado la Secretaría de Finanzas y Planeación lanzó la convocatoria para contratar un nuevo crédito equivalente al 25 por ciento del Fondo de Infraestructura Social para las Entidades (FISE), que se tendría que pagar antes de que termine el sexenio.

Pero el pasado 5 de noviembre se emitió el fallo en el que se informó que los bancos Citibanamex, Bancomer, Santander, Scotiabank, HSBC y Banregio declinaron la invitación y se negaron a prestarle dinero a la administración pública estatal que encabeza Cuitláhuac García Jiménez.

Bansi, un banco de empresarios de Jalisco solo ofreció 300 millones, Banorte mil 20 millones, y al final solo Banobras, un banco de desarrollo, oficial, se arriesgó a soltarle los mil 100 millones.

Asesores bancarios a los que consulté me explicaron que cuando los bancos ya no prestan a una persona física o moral es porque ya están en Buro de Crédito, porque no tienen buen crédito debido a que son mal paga, en el caso del gobierno pudo ser porque las garantías que ofreció no eran suficientes; y porque están boletinados.

Supuestamente el dinero que se pidió es para obras, no obstante que el año fiscal ya prácticamente se cierra el próximo mes.

La reportera Ortega investigó que Datos del Segundo Informe Trimestral de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) al 30 de junio pasado detalla que la deuda a largo plazo es de 41 mil 248 millones de pesos y que como parte de la reestructuración de la deuda se contrataron préstamos por 18 mil millones de pesos en el primer semestre del año.

Este año también se contrató un crédito por 450 millones de pesos para el pago de factoraje a empresarios veracruzanos.

Lo sucedido lleva a pensar que la banca privada ya no confía en la solvencia del gobierno estatal, que ve negro el panorama para la administración cuitlahuista y que considera que ya no tiene con qué responder; que ha comprometido hasta el límite la disponibilidad de sus recursos.

La banca privada siempre ha estado para hacer negocios y siempre que obtenga ganancias. Se pensaría que ya no le ve futuro a los actuales y decidió no arriesgar su dinero.

Si se toma en cuenta el recorte que ha dispuesto el Gobierno federal para los estados para el próximo año, cuyo ejercicio se inicia en un mes y casi cuarenta días, más el pago de la deuda, más todos los demás compromisos para un Estado del tamaño de Veracruz, entonces cabe esperar un 2021 casi de sobrevivencia.

Por ahora ha quedado claro que tal vez el préstamo que finalmente le concedió la banca oficial ha sido el último salvavidas que le quedaba al cual agarrarse al gobierno cuitlahuista y que en adelante tendrá que rascarse con sus propias uñas.

Hipólito, ignorancia total

Con respecto a la queja del alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, de que Banobras le niega un préstamo de 37 millones de pesos para construir cuatro tanques de agua y pide al presidente López Obrador que intervenga, los asesores bancarios hablan de una ignorancia total del alcalde sobre las reglas que rigen el otorgamiento de créditos.

Afirman que no se trata de un problema político sino un mecanismo técnico-financiero legal que rige en toda la banca, como es el de cubrir los requisitos, uno de ellos que en el caso específico se necesita el aval de al menos diez integrantes del cabildo y él solo logra reunir nueve votos, lo que considera “un requisito menor”

En un escrito que el alcalde envió el pasado 29 de octubre al presidente se quejó que en Banobras ya no le toman ni una llamada telefónica ni una videoconferencia y le solicita a AMLO que le pida al director general de Banobras que lo atienda para “abrir el diálogo y buscan entendimiento”, como si se tratara de un asunto político.

Lo extraño de que pida dinero prestado es que en cambio está encaprichado en construir una ciclo vía en la avenida Ruiz Cortines, que no es algo urgente, y que ha tenido que devolver dinero por subejercicio, este año por 15 millones de pesos, aunque se espera que regrese más pues no ha cumplido el Plan de Obras 2020.

Más curioso y sorprendente es que ayer declaró que lo que devolvió fueron rendimientos (intereses) que se generaron por tener dinero en el banco, lo que es contradictorio, que le sobre dinero pero que pida prestado, pero además los recursos públicos son para invertir en obras y servicios y no para ponerlos a sudar en los bancos. Él mismo está hecho todo un galimatías político.

O sea, en general, los gobiernos de Morena, mal.

Surge posible candidato independiente

Pues no. El hecho de que haya muchos partidos políticos y muchos candidatos a cargos de elección popular no llena la expectativa a un sector de la ciudadanía.

En Xalapa, por ejemplo, están impulsando la candidatura del abogado Celestino Acosta González para que participe como candidato independiente.

Él ejerce de manera cotidiana en su despacho y en tribunales además de que ha servido en los tres niveles de gobierno, por lo que tiene experiencia administrativa.

Piensa que es el momento de que xalapeños nativos y adoptivos, retomen el control de la capital, “sin ideologías extrañas ni atendiendo intereses externos extraviados en la sin razón”.

Con la idea de que es hora de marcar un “hasta aquí”, “Tino” Acosta, como es más conocido, considera con seriedad encabezar un movimiento en el que quiere que participen quienes tienen algo diferente  que ofrecer. Algunos de sus atributos son carácter, madurez y experiencia necesarios para lograr resultados.

¿Sale ya la resolución de los amparos?

Si quienes llevan la cuenta no están errados, este lunes debería salir la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación con respecto a las controversias que interpusieron varios partidos políticos de oposición en contra de la Reforma Electoral, de Cuitláhuac García Jiménez, del pasado 12 de mayo.

En los partidos en los que promovieron la inconformidad legal están atentos, aunque, por si las dudas, ninguno afloja el paso y todos andan desatados ya en plena campaña electoral.

¿Mujer dirigirá Morena en el Estado?

Hasta donde se sabe, Mario Delgado ya tiene tomada su decisión con respecto a la dirigencia estatal de Morena en el Estado: no será el gallo del Palacio de Gobierno ni Jaime Humberto Pérez Bernabe, sino una mujer, del sur del Estado, según, muy cercana y de todas las confianzas del dirigente nacional. La división entre los morenos está asegurada.

Categorías:Columnas, Prosa

Tagged as: