Columnas

Carretera Coatzacoalcos-Minatitlán, ¿y la Nahle?

Arturo Reyes Isidoro

La carretera Coatzacoalcos-Minatitlán, a punto de colapsar a la altura del basurero Las Matas por lo destrozada que está, exhibe el desapego, el desinterés y la falta de amor de la aspirante a la gubernatura en 2024, Rocío Nahle García, por la tierra que la adoptó.

Ha tenido que ser el propio presidente Andrés Manuel López Obrador quien alzara la voz para ordenar que se rehabilite a la brevedad el tramo, luego de que en su pasada visita a Minatitlán el pasado 7 de octubre por fin escuchó el clamor de los sureños por el grave problema que enfrentan.

Dada su encumbrada posición política por su cercanía con el presidente y en interés a su aspiración al gobierno de Veracruz, la señora debió haber tomado la iniciativa siquiera para ganarse la simpatía de los surveracruzanos, que año con año vienen padeciendo el problema, denunciándolo y siendo ignorados.

Ni siquiera la movió que desde el palacio de gobierno en Xalapa ordenaran una reforma constitucional para aprobar la que hoy se conoce como Ley Nahle, un traje a la medida para que pudiera adquirir la calidad de veracruzana, aunque cachirula porque ella es nativa de Zacatecas.

Con lo mínimo de lo que se han gastado (¿o despilfarrado?) en la refinería de Dos Bocas, que no pueden concluir pese a que ya la inauguraron; con lo mínimo hubieran reconstruido dos o tres veces, o más, esa carretera. A la señora nada le hubiera costado gestionar los recursos ante su protector el presidente.

Simple y sencillamente la funcionaria no vive los problemas de sus vecinos, ni le interesan, según se desprende por la apatía que ha mostrado ante el problema. No vive los problemas de los veracruzanos. ¿Qué se puede esperar de una persona así, que quiere gobernar un estado tan grande, complejo pero importante como Veracruz, si ni siquiera mueve un dedo para ayudar a la solución de un problema local?

¿Y en donde está el resto de la tripulación?

El problema no es nuevo y es recurrente, además de que se agrava en la temporada de lluvias. El clamor porque se solucione, tampoco. Pero nadie había querido escuchar a los sufridos usuarios de esa carretera, hasta ahora que lo hizo el presidente, aunque de eso a que se haga la rehabilitación no se tiene ninguna seguridad porque el gobierno no tiene dinero, y eso cuesta una inversión.

Pero resulta que el tema ha recobrado actualidad no obstante que se llevan ya cuatro años de la actual administración (federal y local), cuatro años en los que el gobierno de Morena, de la 4T, no ha hecho absolutamente nada para acabar con el problema y solo falta que acusen a los enormes baches, hoyancos y destrozos carreteros que son neoliberales y conservadores y que quieren dañar la imagen de López Obrador.

Me referí a Rocío Nahle al principio porque debiera ganarse la simpatía de los veracruzanos con hechos, mostrar que no obstante zacatecana se aplicaría como una veracruzana más. No quiere y no puede, o las dos cosas. 

Pero, ¿en donde ha estado todo este tiempo el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, el responsable del bienestar de los veracruzanos?, ¿por qué no ha movido un dedo para buscar la solución?, ¿por qué tiene en el abandono a sus representados del sur del estado?, ¿con qué justificación nos va a salir en su cuarto informe dentro de menos de un mes?, ¿acaso le va a echar la culpa a Winckler?

¿En dónde han estado, en dónde están Tanía Cruz Santos, diputada federal; Sergio Guzmán Ricárdez, diputado local; Eusebia Cortes Pérez, diputada local; Carmen Medel Palma, alcaldesa de Minatitlán; Jessica Ramírez Cisneros, diputada local; Rosalba Valencia Cruz, diputada federal; Magaly Armenta, diputada local y Esteban Bautista Hernández, diputado federal, todos ellos de Morena, representantes populares de los distritos en los que se enclavan los municipios involucrados: Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque?

Y así quieren atraer inversionistas para el sur

¿De veras se van a interesar en venir los inversionistas extranjeros al sur del estado cuando ven las imágenes de lo destrozada que está la carretera de los municipios-eje del corredor Transístmico en la parte que le toca a Veracruz?

El presidente ordenó que la carretera sea rehabilitada cuanto antes, pero no anunció la partida extra que se requiere, porque a estas alturas los presupuestos de inversiones para obras de este año ya se dispusieron o están comprometidos, además de que son muy exiguos. No escuché que el gobernador haya alzado la voz para decir que él va a poner el dinero. Por eso fue que el alcalde de Coatzacoalcos, Amado Cruz Malpica, salió a apagar el ruido que hizo el presidente, al declarar que no hay fecha para comenzar los trabajos. 

Muy ufano, desde su mañanera, López Obrador le lanzó un “hay te encargamos” al estoico director de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones, y Transportes (SCT) (antes delegado de la SCT), Ramón Álvarez Fontán, pero no le dijo con qué ojos te veo (estoico porque aguanta vara, acepta críticas y culpas ajenas sin chistar, trabaja, nunca se queja y hace lo que puede con un reducidísimo presupuesto).

Ya veremos si en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2023 destinan y programan alguna partida para reconstruir la carretera. Si no, todo habrá quedado solo en una buena intención, a las que ya nos tiene acostumbrados este gobierno.

Cuitláhuac, a la baja en encuesta de Mitofsky

Corre ya la segunda mitad de octubre y habrá que esperar para ver si en el registro mensual de aprobación que lleva Consulta Mitofsky del gobernador Cuitláhuac García Jiménez detiene su caída gradual de aceptación, porque, aunque poco, pero desde marzo pasado va a la baja.

En enero, el gobernador de Veracruz alcanzó un porcentaje de 54.6% de acuerdo de los veracruzanos con él, que se incrementó a 55.3 en marzo. Pero de ahí ha venido para atrás: 55.1 en abril, 54.9 en mayo, 54.6 en junio, 54.2 en julio, 53.5 en agosto, y 52.5% en septiembre, esto es, se acerca a la media, rumbo al descenso.

Ello cuando ya está en la antevíspera de su cuarto informe de gobierno, índices que indican que los veracruzanos que lo apoyaban lo van dejando de hacer y cuando la inseguridad y la violencia no cesa.

Ariadna Selene hace “comunidad”

Anoche, cuando acababa de redactar estás líneas soplaba ya un nortazo en el puerto de Veracruz y caía un aguacero, luego de que en la mañana cayó otro en Xalapa y causó severas inundaciones. 

Lo destaco porque leí que pese a que habían anunciado mal tiempo, la joven oficial mayor de la SEV, Ariadna Selene Aguilar Amaya, estuvo en el norte del estado para entregar material escolar para niños y maestros y kids para dar mantenimiento a las escuelas.

Pero no solo eso. La mujer fue a “hacer comunidad”, esto es, a fajarse junto con maestros y padres para entrarle a la rehabilitación de planteles educativos, además como un ejemplo para que los niños aprendan que con el trabajo de todos pueden resolverse carencias y problemas.

Y, claro, ya aprendió: dijo que solo secundaba el trabajo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y del secretario de Educación Zenyazen Escobar. Sin duda, la funcionaria siembra para el futuro.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: